XXIII Campaña Antártica - BIO "Hespérides" (A-33)

Vida a bordo

‘Hespérides’ (A-33)
‘Hespérides’ (A-33)
×
1 / 1
‘Hespérides’ (A-33)

Vida a bordo, 25 de mayo de 2018

La Seguridad Operativa.

Buenas tardes. Hoy en nuestro apartado de vida a bordo os vamos a presentar un nuevo destino del buque, quienes lo componen y vamos a ver un poco que es lo que hacen: El Destino de PRL/SEGOP.

Primero las presentaciones. El destino está formado por dos personas: un oficial, el AN D. Isaac López Jiménez y un suboficial, el Sgto.1º ELS D. David Tella Morales, pero este se trata de un destino un poco particular debido a que aunque en principio lo componemos dos personas como he mencionado, tenemos la colaboración de otras cinco, que completarían el EQUIPO SEGOP, cada uno de ellos un suboficial responsable de la Seguridad Operativa de cada uno de los diferentes Servicios del buque.

Una vez realizadas las  debidas presentaciones veamos el destino. Dentro del organigrama del buque no estamos encuadrados en ninguno de los Servicios principales de nuestra unidad. Nuestro principal cometido como destino es velar por el cumplimiento de la política establecida en relación a la prevención de riesgos laborales y de seguridad operativa, tratando de desarrollar en la dotación una cultura de seguridad y salud, en el cual se aseguren comportamientos y hábitos de trabajo seguros.

Los medios que nos permiten a D. David y a mí alcanzar estos objetivos son la realización de diferentes jornadas informativas, realizando conferencias a lo largo de la campaña y en la medida de lo posible con la realización de ejercicios prácticos.

Disponemos además de un tablón de anuncios en el que mensualmente publicamos un tríptico informativo, sobre aspectos relacionados con la salud y los posibles peligros a bordo. En este tablón la dotación y el personal científico que embarca con nosotros, pueden encontrar también lo que se conoce como “informe inicial de peligro”, que no es más que un documento en el que cualquier miembro de la dotación hace llegar a través del buzón SEGOP la existencia de un peligro detectado por él, y es que la SEGOP es responsabilidad de todos. Para que os hagáis una idea, un peligro normal y común puede ser una escala mal iluminada o cuyos peldaños no posean antideslizante.

El resto del tiempo nos encontramos además trabajando en nuestros diferentes destinos, D.
David  incorporado a las vigilancias de máquinas y yo como Oficial de guardia en Puente.

Y esto es todo, como podréis comprobar es un pequeño destino que conlleva una gran responsabilidad, ya que ambos nos encontramos siempre pendientes de que todo el mundo a bordo cumpla con las normas de seguridad establecidas , lleve sus equipos de protección individual puestos correctamente y este continuamente informada de los riesgos y peligros abordo.

Muchas gracias por vuestra atención y seguimiento diario.

Un fuerte abrazo familias.

Vida a bordo, 23 de mayo de 2018

El destino de Electrónica.

Hola a todos. Hoy en nuestro apartado de vida a bordo os vamos a presentar un nuevo destino del buque, quiénes lo componen y vamos a ver un poco que es lo que hacen.

Primero nos presentaremos. El destino está formado por tres personas: un oficial, el AN D. Isaac López Jiménez; un suboficial, el Sgto.1º ERS D. Francisco J. Villasuso Fernández y un C1º ERM, que me llamo Eduardo y que soy quien en estos momentos está escribiendo estas líneas.

Una vez realizadas las  debidas presentaciones veamos el destino. Dentro del organigrama del buque estamos encuadrados en el Servicio de Operaciones. Nuestro principal cometido como destino es que los equipos electrónicos del buque estén operativos. Como os podéis imaginar en el barco hay muchos equipos como para hablaros de cada uno de ellos, aunque por suerte no todos son nuestros.

Principalmente los nuestros pertenecen a dos grupos: Equipos de navegación y de Entretenimiento.
Dentro de los Equipos de Navegación están todos aquellos que necesita el barco para navegar hoy en día de forma segura. Tenemos dos Radares, en distintas frecuencias de trabajo, para poder ver a nuestro alrededor en cualquier condición meteorológica; cuatro consolas en puente de las que tres de ellas son de navegación mediante cartas electrónicas; una sonda, que nos permite “ver” el fondo marino que hay debajo del buque; diversos GPS´s para situarnos; un Piloto Automático, así como otros equipos auxiliares (AIS, Corredera, etc). Todos ellos nos permiten, junto al trabajo de otros destinos, hacer una navegación segura y poder realizar las misiones encomendadas entre las que ahora mismo, y después de seis meses en la mar, sin duda está la de acabar la campaña y volver a España con el trabajo realizado para poder ver a familiares y amigos. Ya queda poco.

El otro grupo de equipos es el de Entretenimiento dentro del cual están los sistemas de televisión ( TDT y Satélite), diversos televisores, reproductores DVD, discos duros multimedia (con contenido legal, por supuesto),  unas cuantas consolas de videojuegos, cadenas de música y equipos de sonido con los que la dotación podemos pasar nuestros ratos libres. Hay más, pero no pretendo hacer un catálogo.

Pero esta sección es vida a bordo y el destino es solo una parte de ella. Todos los miembros del destino navegando montamos guardias en el Puente de Gobierno. Por supuesto cada uno con sus funciones y responsabilidades, que en conjunto principalmente son las de cumplir las órdenes del Comandante en cuanto a la navegación del buque se refiere.
Como veis, realizamos diversas funciones y sería un poco lioso y aburrido intentar explicaros el sistema de vigilancias, trabajos y turnos de descanso que nos permite organizarnos en la mar. Así que para muestra, un botón: el del que escribe.

Esta mañana la jornada comenzó temprano, a las tres y cuarto de la mañana, ya que entraba de guardia en el Puente de cuatro a ocho de la mañana (aunque solemos relevar unos diez minutos antes). Después de salir de guardia un merecido desayuno y a las ocho y media comenzamos nuestro trabajo en el destino hasta la una y cinco de la tarde, con un descanso de media hora para el bocadillo de 1030 a 1100. A la una y media comienza el reparto de comida y quedo ya libre hasta las siete y cuarto de la tarde que toca cenar para entrar de ocho a doce de la noche de guardia de nuevo. Parece mucho, pero no todos los días son así ya que el periodo de trabajos es fijo entre semana y el de vigilancias va rotando con lo que no siempre cuadra tan mal. En el Puente se pasan muchas horas y aunque es un trabajo  importante, normalmente deja mucho tiempo para pensar. En mi caso aprovecho para disfrutar de los momentos que la navegación te depara al máximo (el mar y el viento, el avistamiento de cetáceos o aves marinas, las noches estrelladas, etc) ya que esta será la última campaña, lo que ocupa principalmente mis pensamientos y hace que esta navegación sea un poco más especial que otras. 

Así es como un Electrónico de abordo pasa el día a bordo del Hespérides.

Un fuerte abrazo familias.

Vida a bordo, 21 de mayo de 2018

Buenos días de nuevo familia! Estamos a menos de una semana de llegar a nuestra querida España! Parece que este momento no iba a llegar nunca hace unos meses.

Hoy os queremos hablar de uno de los aspectos más importantes de los barcos: Las Comunicaciones. En la era en la que nos encontramos hoy en día, es imposible no pensar en unas buenas comunicaciones y fluidas, capaces de llegar a todos los rincones del mundo. Pues bien, a bordo tratamos de realizar el mismo trabajo con el objetivo tan importante que es poder comunicarnos con el exterior y sobre todo… con vosotros, los que nos sostenéis anímicamente!

El día a día del destino de comunicaciones tiene sus particularidades:

Comenzando el día pendientes del tráfico de mensajes recibido a través de SACOMAR (mensajería oficial) y estar así al tanto de las novedades y tareas pendientes para esta unidad. Asimismo, controlando también la recepción y transmisión efectiva de dicha mensajería.
Al ser responsabilidad de este destino la red informática del barco, todas las incidencias informáticas de los usuarios pasan por esta oficina, intentándose dar soluciones, tanto directa como indirectamente (“ha probado a reiniciar?”), y llevando a cabo todas las actuaciones en nuestra mano para asegurar su correcto funcionamiento.

Este barco es muy especial; pasamos mucho tiempo lejos de nuestros hogares pero tenemos el privilegio de mantener comunicación permanente con nuestras familias y seres queridos.  Todo esto gracias a nuestro terminal satélite naval, que nos proporciona enlace permanente para los circuitos de  SACOMAR,  INTRANET, TELEFONÍA e INTERNET LIBRE. Pero ello requiere un exigente mantenimiento y una permanente supervisión para así poder conseguir un fiable funcionamiento de dichos servicios. Hoy en día, todas las aplicaciones de trabajo y correo corporativo corre por INTRANET de Defensa. Pues bien, os podéis imaginar la incapacidad para realizar nuestro trabajo simplemente con una caída del satélite ( a veces inevitable en ciertas zonas del mundo).

También contamos con equipos de radiocomunicaciones de HF, VHF y UHF que necesitan también su mantenimiento para estar disponibles en caso de ser necesarios como alternativa al enlace satélite.

A bordo del BIO Hespérides la célula de comunicaciones está compuesta por el Teniente de Navío Carlos Compañy Catalá, jefe de comunicaciones, el Alférez de Navío Isaac López Jiménez, Oficial del destino, el sargento Eduardo Laiño Bandín, Suboficial del destino y el Cabo 1º Fernando Cardo Germán.

En resumen, este barco está muy bien dotado de sistemas de comunicaciones que, gracias al trabajo constante y dedicado de este destino, facilita los medios necesarios para hacer más llevadero el día a día a la dotación, acercándonos y manteniéndonos conectados, en tiempo real, con nuestros seres queridos a pesar de la distancia.

Esto ha sido todo por hoy! Ya prácticamente podéis decir que lo sabéis todo sobre el Hespérides. Nos vemos en la próxima entrega.

Vida a bordo, 7 de abril de 2018

La Correspondencia Polar.

Muy buenas familia, aquí estamos de nuevo, para que conozcáis un poco más acerca de nuestro día a día.

Ya hemos dejado las tierras polares atrás y navegamos rumbo a nuestro siguiente puerto, Buenos Aires.  Allí nos esperan unos días de descanso para reponer fuerzas y seguir rumbo a las costas de Brasil, donde desarrollaremos nuestro siguiente proyecto científico, el último.

A medida que nos acercamos a puerto y desciende la latitud, la temperatura ambiente va subiendo. Estamos en latitudes similares a España pero en Hemisferio Sur.

Hoy voy a tratar de explicaros algo que no muchos conocen, la Correspondencia Polar, o Filatelia Polar. Como todos sabemos la Filatelia no es otra cosa que la afición por coleccionar y clasificar sellos, sobres y otros documentos postales. El barco cuenta con un mata-sellos propio y con diferentes marcas y estampas postales, por lo que desde numerosas partes del mundo, nos llegan múltiples cartas y postales con la intención de que se le pongan dichas marchas y se les envíen de regreso.

Nuestro barco, en este momento, cuenta con un mata-sellos con la silueta del barco y dosmás que rememoran laCampaña 2014-2015, cuyo dibujo es la silueta del Hespérides y otro de la Campaña 2015-2016 cuyo dibujo es el barco rodeado de hielo y pingüinos.

Este año nos han llegado cartas desde lugares tan lejanos como China o Japón. La gran mayoría son sobres simplemente en blanco para que se le ponga el mata-sellos del barco, otros solicitan que sean sellados en las distintas Bases Antárticas que visitemos. Algunas incluso, para hacerlas más personales, están decorados con motivos polares, con dibujos hechos a mano de pingüinos, del propio Hespérides etc... ¡Hay auténticas obras de arte!.

De la Correspondencia Polar en el Hespérides, se encarga el Enfermero, al que cariñosamente le llamamos el “Papa Noel del Hespérides”. Siempre que baja a tierra a visitar alguna base, lleva consigo un saco lleno de cartas para ser selladas según las peticiones de cada persona.Lo hace con mucha ilusión, ya que sabe la cantidad de gente entusiasmada que está esperando sus cartas para coleccionarlas o simplemente para tener un bonito recuerdo sobre lugares tan especiales y que no todo el mundo tiene el privilegio de visitar.

De una cosa curiosa que me he dado cuenta, es que todos nos hemos vuelto aficionados a coleccionar marcas y matasellos. Quien más quien menos siempre lleva encima su pasaporte o libreta, en busca del mata-sello o marca de la base o buque que se visita,para tener un bonito y apreciado recuerdo de allá por donde hemos pasado. Es una buena forma de dejar constancia y de poder rememorar toda la vida, los sitios en los que estuve en mi aventura Antártica.

Familia!, ya conocéis  otra curiosidad más sobre nuestro querido Barco. Por aquí os echamos mucho de menos, pero recordad que estamos haciendo lo que más nos gusta. Cuando os queráis dar cuenta, ya estaremos próximos a Cartagena deseando contar con detalle todas las increíbles aventuras de nuestra travesía.

Un saludo y ¡hasta el próximo vida a bordo!.

Vida a bordo, 8 de febrero de 2018

El Destino de Aprovisionamiento.

Los ejércitos caminan sobre sus estómagos”.

Barón de Jomini (General suizo al servicio de Napoleón).

El Aprovisionamiento es una tarea de gran relevancia tanto en el ámbito militar como civil. A grandes rasgos, la función del Aprovisionamiento en el BIO Hespérides tiene por objetivo prever, obtener, almacenar y distribuir los medios materiales susceptibles de ser consumidos a bordo. De manera a satisfacer las necesidades de los diferentes Servicios.

En este Vida a Bordo, nos centraremos en el Destino del S.E.A, Administración y Aprovisionamiento el cual se dedica a elaborar, controlar y archivar toda la documentación económica-administrativa y de aprovisionamiento que genera el Buque. Así como el control de todo el material de limpieza, consumibles, pertrechos y repuestos a bordo.  

Para su óptimo rendimiento, el Destino dispone de una Oficina situada a Popa del buque. En ella, se elabora y se da salida a toda la documentación administrativa, económica y de personal del Buque. También, cuenta con dos Pañoles a Proa del buque y tres a Popa para almacenamiento. Los pañoles de Proa disponen de material de oficina (pañol de aprovisionamiento 1) y de repuestos (pañol de aprovisionamiento 2). Los de Popa, se dividen entre el del servo (material de repuestos) y los del túnel del eje que contienen material de limpieza.

El buen funcionamiento del Destino está muy ligado con las personas que lo integran. En este caso, los supervisores que componen la plantilla de Aprovisionamiento del BIO Hespérides son militares de gran experiencia y profesionalidad.

El Cap. D. Alejandro Lamas Herrero es el Jefe del Servicio de Aprovisionamiento. Su cometido  reside en supervisar, dirigir y coordinar la labor del personal del Servicio de Aprovisionamiento.

El SGTO1º D. Francisco Benítez Carrasco, elabora la documentación administrativa diaria, recibe, registra y da salida a la correspondencia del Buque. Distribuye los expedientes y otra documentación entre los distintos Servicios.

Las funciones del CB1 D. Antonio Reyes  contemplan la carga y estiba del material a bordo así como la elaboración de la documentación relativa al personal (cursos, permisos, guardias...). También se ocupa de la gestión de SIGAPEA (programa para suministro de materiales de oficina, limpieza y repuestos dentro de la cadena de la Armada) y de la supervisión del trabajo realizado por el personal a sus órdenes.

A su vez, el CB1 cuenta con la colaboración de la CBO. Marta García y del MRO. Javier Calderer, ambos comisionados para la Campaña, quienes harán las funciones de pañoleros. De manera que son responsables de embarcar, entregar y controlar el material de los pañoles. La entrega del material se realiza mediante un vale de material que cada destino rellena según sus necesidades tanto de material de limpieza como de oficina que después entregan a la Oficina. Posteriormente, ese vale es validado por el CB1 Antonio quien autoriza la distribución de dicho material El control del material se lleva mediante la actualización diaria de un documento Excel en el cual se registran las entradas, salidas y existencias del material de los pañoles. A su vez son los encargados de la redacción de la orden diaria.

Familias! Otro destino de abordo que conocéis hoy. Poco a poco os vais haciendo con toda la familia del Hespérides. Ya no nos queda nada para llegar a Punta Arenas.

Un fuerte abrazo!

Vida a bordo, 26 de enero de 2018

Descarga de material a Bases Antárticas.

Buenos días familias! Hoy vamos a tratar de explicaron cómo se realiza a bordo del BIO Hespérides una de sus dos misiones fundamentales: El apoyo logístico a las Bases Antárticas.

Todo empieza, aunque parezca increíble, unas semanas antes de salir de Cartagena. De repente una mañana cualquiera llegan una serie de camiones con contenedores cargados, furgonetas con víveres, combustible... Todo ello, material que nosotros, el BIO. “Hespérides“ (A-33), tenemos que llevar a ese lugar tan recóndito y lejano como es la Antártida para abastecer a las Bases Antárticas Españolas Juan Carlos I y Gabriel de Castilla, al igual que colaborar también con otras bases, especialmente con la Base Búlgara San Clemente de Ohridski, muy cercana a Juan Carlos I.

Después de unos días muy duros de trabajo en Cartagena y de montar nuestro particular “Tetris” particular en las distintas bodegas y cubiertas del barco, donde cada pieza, bulto y caja va en su lugar para poder sacarlas en el orden adecuado el día que hagamos la descarga en las bases, damos por finalizados los trabajos de carga en nuestro puerto base de Cartagena.

Una vez llegados a la Antártida, nos dirigimos hacia la Base correspondiente, donde normalmente fondeamos en las inmediaciones. ¡Llega el día señalado! En estos periodos de carga y descarga, el buque pone su máximo esfuerzo y empeño en cuanto a personal y sacrificio debido a las condiciones atmosféricas exteriores.

Para efectuar los trabajos con máxima seguridad y eficacia cada uno de los implicados conoce el equipo que va a utilizar y está capacitado y certificado para su uso. Además cumplimentan todo lo ordenado acerca de equipos de protección individual (EPI). Cada uno de los miembros de la dotación tiene bien clara su función y así nos organizamos: el Oficial de cubierta lleva el control general de qué material va a cada una de las Bases y se encarga de velar por las normas de seguridad establecidas, el Suboficial Contramaestre es quien se encarga de la coordinación de cargas y embarcaciones, dirigiendo al gruista (personal electricista) y siguiendo las indicaciones del oficial de cubierta, los patrones y proeles a bordo de las embarcaciones Zodiac, hacen las travesías entre el buque y la costa llevando todo el material seleccionado para desembarcar en cada Base y el resto de personal (unas 5 o 6 personas) son los que mueven y preparan la carga por cubierta y bodegas, coordinados por el Suboficial de interior/cubierta. Aparte de esto, también se suele suministrar combustible para el funcionamiento de equipos en las Bases. Ahí también se implica el Servicio de Máquinas para el relleno de bidones ECOBULKS de 1000l. Para que os hagáis una idea de la magnitud del trabajo, este año desembarcamos 60tn de carga y combustible para la apertura de las dos Bases.

Toda esta carga ha sido trasladada con dos embarcaciones Zodiac del “Hespérides”, llegando a estar de 0800h a.m hasta las 2000h p.m durante 3 días seguidos. Un trabajo que requiere sacrificio, decisión y dureza del personal. Los días en la Antártida, aun incluso cuando hace Sol, son de viento y frío, con sensaciones térmicas de -15ºC que el personal en cubierta sufre durante muchas horas seguidas. Estos son los verdaderos héroes del día a día, los que realizan una labor callada y constante sin recibir nada más que la satisfacción del trabajo bien hecho.

Hoy hemos querido resaltar un poco más el trabajo del personal que durante las descargas se encuentran en las embarcaciones, cubierta, central de máquinas...Aun así, no debemos olvidar que gracias a todos los destinos y a todas las personas que forman parte de la dotación del barco (maniobras, hosteleros, escribientes, máquinas, electrónicos, electricistas, radios, etc) son posibles las descargas y el apoyo de las Bases Antárticas españolas ya que en esos momentos de intensidad, todo el mundo aporta su “granito de arena” para lograr la misión con éxito.

Espero que hayáis aprendido un poco más sobre nuestro trabajo. Nos vemos en la próxima entrega.

Un fuerte abrazo.

Vida a bordo, 02 de enero de 2018.

Nochevieja en la mar

Hola de nuevo familias! Feliz año a todos!

Ha llegado casi sin darnos cuenta el último día del año. Como siempre, parece que el día pasa como uno más a bordo, pero algo se nota en el ambiente, un leve nerviosismo, es NOCHEVIEJA  en la mar, fondeados en la Isla Livingston frente a la base “Juan Carlos I”, es un día muy especial. Le damos un fuerte abrazo de despedida al 2017 y acogemos al 2018 pensando siempre que este sí, este es mi año.

El día transcurre sin sobresaltos, realizando labores de carga y descarga de material logístico a la base. A media tarde el destino de cocina vuelve a coger la varita para “hacer magia”. Y es que cada vez que hay un acontecimiento así nos sorprenden un poco más. Para bien claro.

La presentación de la cena y el menú son espectaculares, marisco y cochinillo con patatas asadas merecedoras de un día así. Todos juntos dotación y demás personal lo pasamos en grande entre risas durante ese maravilloso momento. Tras los postres, el destino de Electrónica prepara los altavoces para dar las campanadas. Las 12 uvas sobre la mesa ya preparadas para finalizar el año con nuestra entrañable tradición, mesas con polvorones y turrones y alguna que otra botella de sidra para brindar todos juntos como es tradición.

Se acerca la hora de las uvas, y se nota en el  ambiente. Nos vienen a la mente recuerdos familiares, imágenes de fiestas pasadas, familiares codo con codo preparando los últimos detalles.

Llego el momento, con toda la dotación del BIO. Hespérides presente en la cámara de Oficiales y Científicos nº1. El Cabo 1º Carlos Gracia, campana en mano dio comienzo a los cuartos y como siempre algún que otro despiste... alguna que otra uva ya comida. Y así, recibiendo un nuevo año con antifaces y sombreros, con abrazos y felicitaciones, con añoranza y alegría a la vez, brindamos todos juntos.

España, compañeros de Armas que os encontráis cumpliendo con vuestra misión fuera de vuestras casas, amigos y por último y más importante queridos familiares , pues sin vosotros no somos nadie, DESDE LO MAS PROFUNDO DE NUESTROS CORAZONES OS DESEAMOS DESDE EL BIO HESPERIDES UN FELIZ Y PROSPERO 2018.

Vida a bordo, 29 de diciembre de 2017.

Escala en Ushuaia

¡Buenos días familias!

El día 24 por la mañana, tras levantar fondeo procedimos a entrar en el puerto de Ushuaia. A simple vista parecía un pueblecito pesquero en la ladera de las montañas. Más tarde descubriríamos que es un importante centro receptor de turismo antártico y que numerosos cruceros entran y salen constantemente. ¡No es para menos, es la ciudad más al sur del mundo!

Como buenos turistas nos adentramos en sus calles a la primera oportunidad. Es Nochebuena, y la prioridad de cada uno de nosotros es contactar con las familias, allí con vosotros para desearos lo mejor en estas fechas. No hay que estar triste, la dotación de Hespérides también se iba a reunir como buena familia para celebrar la noche todos juntos y cenar en un restaurante.

Al día siguiente como es habitual, la comida de Navidad se celebró de nuevo todos juntos a bordo para compartir estos momentos tan felices. El destino de cocina, ayudado por voluntarios, nuevamente nos ha deleitado con una comida espectacular, casi casi como la que nuestras queridas madres habrán hecho en España. En estos momentos es inevitable pensar en vosotros, se os echa mucho de menos en estos días. De todos modos sabed de sobra que aquí lo hemos pasado en grande y las risas no han dejado de sonar en ningún momento.

El día 26, un nutrido grupo de miembros de la dotación realizó una excursión al río Larsifarshak. El itinerario consistió en una ruta guiada por el valle donde pudimos descubrir la fauna y flora características de la zona. Más tarde pudimos disfrutar de una emocionante vuelta en “Quad”. Finalmente los organizadores nos deleitaron con una “picada” de despedida.

La estancia en puerto finalizó con la salida a la mar el día 27 por la tarde. Por fin, íbamos a descubrir los magníficos paisajes antárticos, su fauna y sus hielos.

¡Familias! Como habéis comprobado no hay lugar para el aburrimiento. Esta aventura está llena de oportunidades tanto en la mar como en puerto. Solo nos faltáis vosotros para que sea perfecta.

¡Un fuerte abrazo y besos para todos!

Vida a bordo, 23 de diciembre de 2017

El destino de Seguridad Interior

La seguridad interior es cosa de todos”.

DCP-01.

¿Qué tal todo por España familias? Hoy vamos a hablaros de un destino de suma importancia a bordo. Los encargados de prevenir los incendios y las inundaciones a bordo. O de combatirlas en el caso de que se den...

El destino de Seguridad Interior, tal vez a pesar de su  discreto trabajo, es uno de los más vitales del buque ya que se encarga del mantenimiento de equipos que nos ayudan a controlar las incidencias y nos pueden salvar la vida. El destino de Seguridad Interior, forma parte del servicio de Energía y Propulsión, y tiene un pequeño taller o zona de trabajo junto al hangar.

Para poder sobreponernos de la mejor manera posible a este tipo de incidencias, se realizan numerosos adiestramientos casi diarios para practicar el procedimiento de ataque y control de incidencias. En ellos se involucra gran parte de la dotación de manera notable. Aparte del adiestramiento se encargan de los mantenimientos constantes a todo el material de que dispone (mangueras, motobombas, eyectores, puntales...), así como del cuidado y su buen arranchado. ¿Por qué es cosa de todos? Porque todo el personal es responsable de mantener una correcta estanqueidad y cuidado del material en sus compartimentos de responsabilidad. Es un trabajo común y constante de cada destino para que cuando surja la incidencia este todo correcto y en su sitio. Se trata de evitar sorpresas a la hora de la verdad.

El destino de Seguridad Interior, está compuesto por el MRO. Rubén Leguey Riquelme, joven y entusiasta, que pone empeño en su trabajo, el Cabo Francisco A. Figueiras,  el cabo más antiguo y experimentado del buque, el cual conoce el destino como si se tratase de su propia casa, el Cabo Primero Juan G. Bayano, que posee el curso de Seguridad Interior y aporta al  destino su experiencia de manera extraordinaria a los demás, el Sargento Primero José Iban Sánchez,  que tiene experiencia como suboficial de Seguridad Interior en otros buques y el AN. Francisco A. Martínez, que es el responsable del destino, y conoce el buque  perfectamente y todos los trabajos que se realizan diariamente.

Aparte de todo esto, se encarga de los mantenimientos de la planta TAR, (Tratamiento de aguas residuales), siendo fundamental en el día a día, de la dotación del barco, ocasionando grandes incomodidades cuando esta se avería. Además se encarga del correcto funcionamiento del circuito de servicios generales y del servicio contra-incendios que provee de agua, prácticamente a todos los servicios y destinos del buque.
Como podéis comprobar es una labor callada, muchas veces dificultosa y nada agradable. Pero esta gente del destino se esfuerza en un constante trabajo que a todos nos hace el día a día más cómodo.
Familia, espero que nos estéis conociendo poco a poco cada vez mejor… Cuidaros mucho que se os echa de menos. Ya estamos en el Paso de Drake cerca de entrar en Ushuaia!

Vida a bordo, 20 de diciembre de 2017

Escala en Mar del Plata.

Todo gran esfuerzo necesita su merecido descanso. Desde nuestra partida, el 24 de noviembre, ya necesitábamos un pequeño descanso para coger fuerzas y continuar con aun mas energía e ilusión nuestra aventura.

El puerto elegido fue Mar del plata. Se trata de una ciudad situada en la costa argentina, a unos 400 km de Buenos Aires, justo en la desembocadura del Rio de la Plata. La ciudad es conocida por los alfajores "havana", exportados a todos el mundo, así como por sus bares de cerveza artesanal. Sin embargo, entre los argentinos, es conocida como la ciudad por excelencia de verano, sobre todo de los habitantes de Buenos Aires. Es, como si dijéramos, una especie de “Benidorm español”.

Desde varios días antes ya se notaba a bordo ese ambiente de cierto “nerviosismo” antes de entrar en puerto. Las conversaciones, la gran mayoría de las veces, giraban entorno a los planes que se querían hacer a la llegada a tierra firme. A los quehaceres diarios se le sumaba ultimar los preparativos para la entrada en puerto. Las recaladas tanto la cultural como la de navegación, finalmente eran signos inequívocos de que esa entrada en puerto era inminente.

Finalmente, el sábado por la mañana, llegamos a Mar del Plata. La entrada a puerto fue bastante emotiva: allí era donde estaba atracado el submarino ARA San Juan. Todo el mundo, en algún momento del atraque, contuvimos la respiración pensado en ellos. Terminada la maniobra, fuimos recibidos por varias autoridades de la Armada Argentina, así como por parte de la Vicecónsul Honoraria acompañada por el Agregado de Defensa Español en Argentina.

Una vez arranchado el barco, la voz de “Salida de Francos” supuso el pistoletazo de salida para nuestros días en Mar del Plata. A excepción del personal que tenia guardias en el barco, todo el mundo salió a explorar y a disfrutar de la ciudad.

Como ya he comentado, Mar del Plata nos ofrecía justo lo que necesitábamos para recargar las pilas: grandes paseos bordeando la costa de acantilados, bonitas playas, buena comida (quien más y quien menos ha aprovechado para degustar la famosa parrilla argentina), monumentos y museos que visitar y, sobre todo y mas importante, muy buena gente. Gente que no dudaba en pararte por la calle y entablar una conversación con cualquiera de nosotros en cuanto detectaba el inconfundible acento español. Siempre tenían buenas palabras, tanto para nosotros como para “la Madre Patria”, nombre con el que se referían, en numerosas ocasiones, a nuestra querida España. Lo único que le faltó a la ciudad es aquello que desde nuestra partida más echamos de menos: nuestros seres queridos. Como no podía ser de otra forma, nos venían a la memoria mientras visitábamos la ciudad y, sobre todo, cuando veíamos o hacíamos alguna cosa que nos hubiese gustado compartir con ellos. Pero en esos momentos, nuestra segunda familia, que no es otra que nuestros compañeros de singladura, estaban ahí dispuestos a sacarnos una sonrisa y a sobrellevar esa falta.

El tiempo fue bastante amigable durante nuestra estancia a excepción de la primera tarde que llovió bastante. Aún así, todo el mundo quiso tener una primera toma de contacto con la ciudad. El resto de los días, el sol brilló continuamente y no hacia un excesivo calor, lo que invitaba aún más a pasear y a adentrarnos en la ciudad.

Los días y las anécdotas se fueron sucediendo y, finalmente, llego el martes, día de nuestra partida. Contrariamente a lo que se pudiese pensar, no era tristeza por la dejada del puerto la sensación reinante, sino entusiasmo y alegría por continuar nuestra gran aventura; ganas de fundirnos con nuestro medio natural, que es el mar, dejando a la imaginación volar. Pensando en todos los días que nos quedan aun poder delante y las muchas aventuras y puertos que aun nos deparan.

Queridas familias, así han sido estos 3 días en Mar del Plata, una “paradita” para coger mas fuerzas. Nos vemos en nuestra próxima entrega!

    
        

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Aceptar Más información